Compliance como ventaja Competitiva

Compliance como ventaja Competitiva

Ya sea que nuestra empresa sea local o internacional, Startup, PYMES o Empresa Grande, los programas de Compliance le permitirán hacer que su negocio crezca de una forma controlada, ágil y eficiente.

Iniciamos con esta afirmación ya que como dice mi mamá, “Donde hay orden, está Dios”, lo que queremos decir con esto, es que donde hay orden, siempre estaremos más cerca de la “perfección” y el “control de las situaciones”.

En muchas organizaciones cuando alguna persona exclama la palabra “Compliance” en alguna reunión de Junta Directiva, automáticamente la relacionan con “Gasto”, con “Barreras” al crecimiento comercial de la organización, pero esto no debe porque ser así.

La palabra “Compliance” debe transmitir un sentimiento de excelencia, de control, de crecimiento controlado ágil y eficiente; debe ser nuestro estandarte para transmitir a nuestros clientes, proveedores y socios comerciales que nos preocupamos por la operación que estamos ejecutando, deben transmitirles tranquilidad y confianza, debe ser parte de nuestra propuesta de valor.

La era tecnológica, nos viene a brindar en temas de Compliance el poder mantener una operación ágil y eficiente, el cual se convierta en un facilitador fundamental para el crecimiento sostenido de las organizaciones. 

Cuando hablamos de programas de Compliance es porque buscamos resolver retos como por ejemplo implementar una estrategia de mitigación de riesgos o bien cumplir con las obligaciones a nivel regulatorio, por lo que es de suma importancia el poder saber dónde comenzar; para esto estableceremos 3 aspectos relevantes:

  1. Comprensión del ¿por qué un programa de Compliance?
  2. Bases sólidas y estructuras para su Organización
  3. Diferenciadores – Propuesta de Valor

A continuación, detallaremos los puntos indicados.

Comprensión del ¿por qué un Programa de Compliance?

No todas las empresas tienen los mismos incentivos para establecer un área de Compliance, por ejemplo, unas organizaciones están obligadas a implementarlas por su giro de negocio, pero otras en cambio las establecen para mejorar su nivel en la gestión del riesgo inherente asociado a la operación de la empresa, básicamente para ser empresas más maduras.

Como primer paso para establecer un área de cumplimiento eficiente y ágil debemos conocer cuál será el incentivo que buscamos para nuestra organización y para esto debemos conocer a profundidad nuestra organización, algunos de los cuestionamientos que nos podemos hacer son:

  • ¿Cuál es el giro de negocio de nuestra empresa?
  • ¿Cuáles son los productos o servicios que comercializamos?
  • ¿Captamos información sensible de nuestros clientes?
  • ¿Cuáles son las normativas o regulaciones con las que debemos cumplir?
  • ¿Tenemos procesos para conocer a nuestros terceros (clientes, proveedores, empleados, socios)?

Si tomamos una empresa que mantiene dentro de su operación datos sensibles de sus clientes, podríamos indicar que un buen incentivo para crear un programa de Compliance es el poder gestionar activamente los riesgos operativos relacionados a la seguridad de la información, manteniendo fuertes políticas en temas de ciberseguridad y poder garantizar la privacidad de la información del usuario final.

Asimismo, es importante poder crear un marco de comunicación que le permita transmitir de manera efectiva los riesgos aplicables a sus clientes, así como los controles y planes de mitigación que se han implementado.

Las empresas que elaboren un marco eficiente para la gestión de sus riesgos tendrán una ventaja competitiva cuando lleven sus productos o servicios al mercado, así como la buena gestión y relación comercial clara, transparente y ética con sus terceros para negocios B2B, con esto, lo que se busca es “subir el nivel” de confianza entre la empresa y sus terceros (Clientes, Proveedores, Socios, entre otros).

Los programas de Compliance deben ser un vehículo para agilizar la operación de las organizaciones, no para entrabarlo, es por este motivo que el Compliance debe estar presente desde la conceptualización de un producto o servicio que quiera lanzar una organización y no esperar implementarlo cuando el producto ya está siendo comercializado.

El demostrar niveles altos en la gestión de riesgos, le brinda a nuestras contrapartes (clientes, socios, proveedores y colaboradores) un mayor nivel de confianza por lo que esto se torna en una ventaja competitiva a la hora de generar negocios

Bases sólidas y estructuradas para la Organización

Nadie en su sano juicio construiría una casa sin previamente haber planificado cual sería la distribución de habitaciones, si será en una o dos plantas, la distribución del agua, la electricidad, etc.

La creación de una organización o bien el lanzamiento de un producto o servicio deben ir en la misma línea, desde que se conceptualiza la idea se deben tomar en cuenta aspectos relevantes como: la seguridad de la información, que leyes, normas o reglamentos que podrían aplicar a la organización con este nuevo producto o servicio, así como posibles nuevas alianzas que se deban generar para la ejecución.

Todo esto debe integrarse desde la conceptualización, con el objetivo de evitar costosos rediseños futuros.  Durante mis más de 20 años de experiencia he visto organizaciones no incluir a la Unidad de Cumplimiento dentro de sus lanzamientos de productos y cuando lo hacen, a los pocos días están tocando las puertas de la oficina del oficial de cumplimiento pidiendo que en tiempo record elaboren todo un plan de gestión de riesgos para el producto que se lanzó días atrás ya que tienen al ente regulador haciendo cuestionamientos del producto lanzado y en el peor de los casos el producto o servicio se ha tenido que sacar del mercado por un tiempo mientras se crean los controles pertinentes.

El fin de las organizaciones es crear riqueza, pero fomentando un ecosistema empresarial transparente, ético, responsable y sustentable

Todas estas “salidas en falso” se pueden evitar si desde un inicio se incluyen las áreas de cumplimiento para apoyar con la detección de riesgos y marcos regulatorios que podrían aplicar.

Si hablamos de PYMES, debemos tomar como base el principio de proporcionalidad, porque el tamaño de la empresa no las exime de no crear un buen diseño para sus productos, servicios o la misma organización, sino que debemos tomar los modelos de Compliance y adaptarlos a la realidad de las organizaciones, tanto interna como externas, buscando siempre un equilibrio.

Diferenciadores - Propuesta de Valor

Una vez que ha logrado comprender los incentivos que tiene su organización para establecer un programa de Compliance, así como la importancia de basar su organización en una base sólida fundamentada en Compliance; la pregunta responder es:

¿Cómo puede un Programa de Compliance ser un factor diferenciador para su organización?

Los programas de Compliance en las empresas jóvenes y PYMES, genera un pensamiento crítico con enfoques basados en riesgo relacionados a los factores de crecimiento.

Cuando una organización está en un proceso de crecimiento o expansión local o a otros países, se debe realizar una serie de esfuerzos en temas ejecución, mercadeo y comercialización, por lo que el poder detectar la mayor cantidad de riesgos asociados a estas ejecuciones brindarán una mayor probabilidad de éxito.

La elaboración de las políticas de conozca a su contraparte (Clientes, Proveedores, Colaboradores, entre otros) no solo evita daños legales y/o reputacionales; también es una herramienta para crear un entorno de crecimiento saludable y sostenible de Clientes, logrando así que sus clientes, proveedores o entes reguladores confíen más en su organización; y de parte de sus colaboradores sentir el orgullo de laborar para una organización que se preocupa por la ética, la transparencia y una ejecución responsable y sustentable.

Todos queremos trabajar en una empresa transparente, ética, responsable y sustentable

Reflexión

Las empresas que cuentan con un Programa de Cumplimiento ya sean estas Startups, PYMES o grandes empresas, le están diciendo al mercado que se están tomando muy en serio su operación y que con esto buscan enviar al mercado una fuerte señal para sus clientes, proveedores y socios, indicando que la detección y control de riesgos para ellos es una prioridad.

Los gobiernos de los distintos países deben promover este tipo de prácticas por medio de beneficios o facilidades para las empresas que se esmeran en crear programas de Compliance, por ejemplo, dentro de las contrataciones públicas del estado deberían existir factores diferenciadores que le den una mayor cantidad de puntaje para las organizaciones que cuentan con programas activos de Compliance y así impulsar la Cultura de Compliance.

Sabemos que los programas de Compliance y las buenas prácticas de Gobierno Corporativo fortalecen a las organizaciones, definiendo las reglas del juego desde un inicio, favoreciendo la transparencia, la responsabilidad y la ética frente a nuestros terceros o grupos de interés.

En Snap Compliance fomentamos la Cultura de Compliance, es por lo que nuestras plataformas tecnológicas, buscan brindar esa agilidad y eficiencia en la implementación de programas de Compliance, por medio del trabajo colaborativo de la organización y la transparencia de los objetivos empresariales, determinación de riesgos, planes de mitigación y controles.  Los programas de Compliance deben ser entes vivos por lo que para una ejecución eficiente se debe contar con herramientas que apoyen esta gestión.

Por lo que para finalizar les dejo la siguiente reflexión:

Un Programa de Compliance es una herramienta que ayudará a impactar la cultura de su organización para bien y le permitirá un escalamiento de forma controlada, generando a su vez elementos de confianza para el ecosistema empresarial, entonces…  
¿por qué no contar con un factor diferenciador como este?